Cómo captar la atención de nuestros clientes generando contenidos de interés


This is some text prior to the author information. You can change this text from the admin section of WP-Gravatar  To change this standard text, you have to enter some information about your self in the Dashboard -> Users -> Your Profile box.

Cómo se consigue atraer clientes con un entorno de saturación publicitaria?
Captando su atención y facilitando que nos encuentren con el ‘inbound marketing’ y, con especial, con el marketing de contenidos (content marketing).

Vivimos en un entorno de excesos, tanto con lo que se refiere a la oferta mediática (multitud de canales de televisión, revistas y periódicos, libros para leer nuestros dispositivos electrónicos o tabletas, …) como a nuestro entorno profesional (correos electrónicos, comentarios en las redes sociales, vídeos, webs …). Esta abundancia de información se ha denominado como ‘intoxicación’ o ‘sobrecarga informativa’.

A los dos factores mencionados, además, debemos añadir un tercero, la saturación de publicidad en la que estamos expuestos a través de cientos de anuncios en los medios, marquesinas con publicidad exterior en cada esquina, llamadas telefónicas, etc … Esta saturación cada vez es menos efectiva para que el cliente se rodea cada vez más con una especie de coraza contra estos ataques comerciales.

Por lo tanto, para tener éxito con los contenidos que generamos debemos:

  1. Crear contenido atractivo
  2. Saber que el público al que va dirigido quiera consumirlo

Si lo hacemos bien, incluso, querrán pagar por estos contenidos.

Pero para que un contenido es atractivo?

Ante un escenario saturado de contenidos y de canales de información, debemos estar seguros de que seremos capaces de captar la atención de nuestro público antes de poner en marcha alguna acción de marketing de contenidos. Pero, ¿qué tipo de contenido es capaz de captar esta atención?

Para preparar una estrategia de marketing de contenidos efectiva antes debemos hacernos bastantes preguntas, de las cuales dos marcarán el resto del proceso:

  1. ¿Cuál es mi audiencia?
  2. ¿Qué le puede interesar a mi audiencia?

Debemos crear un buen contenido, ponernos en el lugar del cliente y pensar cómo nos gustaría que nos tratara una empresa como la nuestra, debemos intentar ir siempre un paso por delante de los consumidores porque como decía Steve Jobs: “Puedes preguntar a los tus clientes qué quieren y tratar de hacerlo, pero mientras lo estás preparando, ellos ya querrán otra cosa“.