La apuesta por el mercado exterior a través de la franquicia


This is some text prior to the author information. You can change this text from the admin section of WP-Gravatar  To change this standard text, you have to enter some information about your self in the Dashboard -> Users -> Your Profile box.

Según la AEF (Asociación Española de Franquiciadores), ya hay hasta 279 enseñas que apuestan por la internacionalización. La rápida expansión internacional de algunas empresas como Día, Mango, Naturhouse, etc hubiera sido muy difícil de no haber optado por alguna de las fórmulas que ofrece el sector de la franquicia.

Las cadenas franquiciadoras tiene la necesidad de ampliar mercados para seguir creciendo, de aumentar la rentabilidad de la compañía y de conseguir independencia sobre ciclos económicos del mercado local, así como de poder aumentar las economías de escala, diversificar el riesgo y ganar en notoriedad de marca.

Durante los últimos diez años hemos asistido a la internacionalización de compañías de todo tipo y que, hoy en día, son grandes potencias mundiales, como es el caso de Mango, hasta las compañías de restauración, como Lizarrán, que iniciaban su actividad franquiciadora en el año 2000 y que ahora están en países tan dispares como Estados Unidos o China. Y todas ellas tienen un denominador común: la incorporación de un socio local a la estructura para el el desarrollo del país o región en cuestión.

Sin duda, contar con una organización local conocedora de todas las particularidades del mercado a desarrollar es una ventaja a tener en cuenta.

En un próximo artículo profundizaremos sobre las tres modalidades de expansión, la directa, la indirecta y la compartida.