Las fotografías de mala calidad pueden hacerte perder ventas


This is some text prior to the author information. You can change this text from the admin section of WP-Gravatar  To change this standard text, you have to enter some information about your self in the Dashboard -> Users -> Your Profile box.

Cuando se está comprando en una tienda física, los clientes pueden coger un producto, sentir su peso, probárselo, tocar los bordes y apretarlo. En cambio, cuando se está comprando online, los clientes no pueden realizar estas acciones.

Esa es precisamente la razón de la gran importancia de la fotografía de los productos para influenciar la decisión de un comprador potencial. Las imágenes deben darte una experiencia lo más parecida posible a la de la vida real.

He aquí algunos consejos a seguir.

1.- Fondo

Es fácil distraerse con el fondo de la imagen cuando se tiene un producto pequeño. Tiene que ser un fondo simple, sin distracciones. Un fondo simple es limpio, fácil, y puede volver algo consistente.

2.- Imágenes de la vida

Algunas veces el aspecto de tu tienda demanda el uso de imágenes con situaciones de la vida real. Si quieres lograr el estilo de una boutique moderna y de moda está bien tener fondos más complejos y emular el estilo de la marca de forma magistral. Se pueden tener fondos extravagantes y aun así mantener la estética de tu sitio sin quitar importancia al producto.

Hay que tener en cuenta que una imagen por sí sola no es suficiente, se deben ofrecer también imágenes de cerca para que los compradores puedan apreciar los detalles.

3.- Iluminación

No hay que pasar por alto la importancia de la iluminación. La luz natural puede ser la mejor opción para algunos productos ya que es suave e imparte color de una manera que la luz artificial no lo hace. Sin embargo, para algunos productos, especialmente aquellos con muchos detalles, manipular fuentes de luz puede ser una mejor opción.

No te preocupes, no es necesario equipar tu casa o negocio con un elaborado estudio de flashes y pantallas reflectoras ni es indispensable que sea caro o difícil para lograr excelentes resultados. Un poco de imaginación y algunos objetos fáciles de encontrar pueden convertirse en una fuente de luz muy barata. Si estás vendiendo productos pequeños, como joyas o algo similar, ¡esta es la solución ideal para ti! Te dará control de las sombras y claridad en los detalles en la imagen final.

4.- Colores y texturas

La gente tiene dificultad para visualizar cómo se verá algo en un color o con una textura diferente. Lo correcto es mostrar ejemplos de cada opción disponible. Si tiene dieciséis colores y cinco texturas diferentes disponibles, lo recomendable es mostrar el producto en cada opción.

Podemos también mostrar múltiples ángulos o hacer que al poner el puntero del mouse sobre una imagen se vea una vista más detallada del producto.

5.- Atención al detalle

Poder ver el producto de cerca y en detalle es muy importante. Más allá de simplemente ver con claridad lo que está vendiendo, la gente también quiere ver que tú no tengas nada que esconder.

Con la ropa en particular, es importante mostrar imágenes en alta resolución para enfatizar que los productos están bien hechos y son de buena calidad. Hay que poder hacer uso de la función de zoom y en los productos que no haya esa función, poder hacer clic y ver una versión de tamaño completo.

6.- Muestra lo que describes

Asegúrate de mostrar todo lo que mencionas en una frase publicitaria o descripción del producto. Por ejemplo, si describes cuántos bolsillos tiene un bolso, ¡muestra todos los bolsillos! Y muestra el producto desde tantos ángulos como sea posible.

Es importante mostrar cada color y tener múltiples fotos del producto en uso. El cliente tiene que tener una idea clara de cómo se verá en diversas situaciones. Al mostrar tu producto “en acción” también le permites al cliente imaginarse el producto como parte de su vida lo cual ayudará un poco a realizar la venta.

 

En definitiva, tomarse el tiempo de sacar fotos adecuadas de tus productos para tu tienda online puede producir un enorme beneficio. Por muy buenos que sean tus productos, si sus fotos no entran bien por los ojos es probable que el cliente desestime la compra. Las buenas fotos responden preguntas y atraen más clientes, con lo cual se producen más ventas.