Los errores más comunes de las empresas en las redes sociales


This is some text prior to the author information. You can change this text from the admin section of WP-Gravatar  To change this standard text, you have to enter some information about your self in the Dashboard -> Users -> Your Profile box.

Para realizar una buena campaña de marketing es fundamental escoger la plataforma en la que se llevará a cabo. Una elección que debería comportar tiempo para que esta sea la más adecuada. Pero, actualmente, es una decisión que se toma casi de manera automática ya que la mejor opción es hacer la campaña en redes sociales.

El aumento de tráfico en tu web, el incremento del volumen de tus compras y la posibilidad de que tus clientes hablen bien a través de sus perfiles y ayuden a generar una buena imagen de tu marca, son varios de los argumentos irreprochables que hacen del social media la mejor opción.

Aunque, en ocasiones, una mala gestión de las redes sociales puede hacer tambalear la reputación de tu marca. Es por eso que debemos ser prudentes y mirar por dónde pisamos.

En algunas empresas la gestión de las redes sociales las llevan los diferentes empleados. Se suele hacer de esta manera para evitar más costes de personal pero no es, ni mucho menos, la decisión correcta. La contratación de un profesional es, sin duda alguna, lo más adecuado. Nadie mejor que ellos para planificar y para ser capaces de resolver una posible crisis de la reputación de la empresa.

A través de las redes sociales podemos recibir comentarios buenos pero también malos. La peor reacción que podemos tener ante las quejas o reclamaciones es la del silencio. No podemos ignorar a los consumidores ya que si estos se sienten así, no volverán a tenernos en cuenta nunca.

Otra de las prácticas más empleadas, que a largo plazo no generan absolutamente nada, es la compra de seguidores. Uno de los motivos que hacen inútil esta práctica es la incapacidad de  interactuar con los seguidores. Estas cuentas suelen ser falsas y la reprocidad brilla por su ausencia.

Una de las ventajas de las redes sociales es la dinamización de contenido. Si las publicaciones son monótonas y carecen de cualquier atractivo, los usuarios nos colocarán la etiqueta de aburridos y eso puede condenarnos.

Estos son algunos de los errores más comunes y que pueden dañar la imagen de marca de una empresa. Es importante moverse por las redes sociales pero más todavía hacerlo bien. Sin duda alguna merece la pena trabajar unas  plataformas que pueden generarte infinidad de beneficios.