Motivos para invertir online


This is some text prior to the author information. You can change this text from the admin section of WP-Gravatar  To change this standard text, you have to enter some information about your self in the Dashboard -> Users -> Your Profile box.

Una persona emprendedora es aquella que consigue transformar un problema en una oportunidad y un fracaso en una lección. ¿Cuál es el problema? La repetición de problemas y fracasos hace que te vayas deshinchando debido al coste y a la imposibilidad de escalar profesionalmente.

Sin duda alguna, los negocios online producen el efecto opuesto. En lugar de deshinchar y desparramar las ganas y la esperanza de esos emprendedores, las potencian. Varios de los motivos por los que este tipo de negocio resulta atractivo  son los siguientes:

1. Todo en esta vida necesita un proceso. Cuando abres una puerta que lleva mucho tiempo cerrada lo lógico es que te encuentres polvo, no brillo. Pero cuanto antes y cuanto mejor limpies ese polvo, más temprano brillará todo.

Con un tuit y dos estados de Facebook no logramos nada. No es tan fácil como eso. Se debe planear una estrategia y llevarla a cabo siguiendo las directrices establecidas.

Que una compañía física o virtual crezca, es complicado. Sin embargo, la empresa virtual viene ligada a una serie de ventajas. Las tiendas que van acompañadas del término ‘de barrio’ son establecimientos con una clientela reducida y de proximidad. En cambio, las tiendas que caminan junto al término ‘online’ no tienen ningún tipo de restricción. De modo que con una buena estrategia de marketing y unas campañas publicitarias condenadas al éxito, podremos definir nuestro target y, en consecuencia, aumentar nuestros ingresos.

2. Uno de los elementos atractivos de la posibilidad de lanzar un negocio online es la libertad. Los ordenadores portátiles, las tabletas y las apps lejos ofrecen la posibilidad de trabajar desde cualquier parte y en cualquier momento.

Cuando vayáis en el metro y veáis que el que tenéis a vuestro lado no aparta la mirada ni un instante de su smartphone, pensar que quizás está trabajando en su tienda online. No todo el mundo utiliza su dispositivo para superar niveles en el Candy Crush.

3. En el mundo virtual jamás será un quebradero de cabeza esa factura desorbitada de luz o ese pago de alquiler que nunca llegó. Es decir, se reducen costes y se aumentan beneficios si la gestión es correcta, evidentemente.

4. Abierto las 24 horas al día los 365 días del año. Ese es el lema que comparten todos los negocios online y una de las ventajas más importantes. El mundo virtual no entiende de fronteras ni de relojes. La posición de las manecillas es indiferente. Mientras duermes puede haber tráfico en tu web y se pueden llevar a cabo varias compras.