¿Qué emoticonos se utilizan en cada país?


This is some text prior to the author information. You can change this text from the admin section of WP-Gravatar  To change this standard text, you have to enter some information about your self in the Dashboard -> Users -> Your Profile box.

SwiftKey ha realizado un estudio para averiguar qué emoticonos se utilizan más en cada país, por qué y para qué. Esta empresa creó un sistema que ayuda a escribir más rápido en smartphones prediciendo las palabras que más utiliza el usuario.

Se analizaron más de 1.000 millones de mensajes de diferentes puntos del planeta, algunos sorprenden y resultan curiosos pero otros ya se intuian y únicamente confirman algunos tópicos. España es el país más fiestero y los franceses son los más románticos. Sin embargo, Estados Unidos no es el país de la comida basura ni el de los altos índices de violencia.

Los emoticonos con confeti y el de la sevillana son los preferidos por los españoles. Se utilizan un 72% más que el resto de países analizados. Por otro lado, los corazones son los más utilizados por los franceses. Lo usan en los mensajes cuatro veces más que en cualquier rincón del planeta.

La linea romántica de los franceses la siguen también los rusos, que son los que más emoticonos de temática romántica utilizan. En contraposición están los vietnamitas y australianos, que son los que menos. Siendo vacaciones, comida basura, alchohol y drogas son los preferidos por estos. Además, cabe destacar que el uso de emoticonos de alcohol en Vietnam y Australia duplica el promedio mundial.

Estados Unidos encabeza la lista de emoticonos muy diversos. Mujeres, fuego, muslo de pollo, colectivo homosexual y la tecnología son los que más emplean. Por otro lado, en Canadá la violencia, el juego y los de carácter obsceno son los más habituales, seguidos del platano y la berenjena.

Los relacionados con el mal tiempo lo utilizan mucho los rusos y canadienses, mientras que los del buen tiempo los australianos y árabes. Estos últimos también usan los símbolos de plantas y flores.

Como habéis podido comprobar, algunos son muy curiosos e incluso pueden extrañarnos. Eso sí, en casi todas las lenguas se emplean más positivamente que negativamente. Los más felices son los franceses y los más tristes los castellanoparlantes afincandos en EE.UU.